<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12971481\x26blogName\x3dGodoma+y+Somorra\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://godomaysomorra.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://godomaysomorra.blogspot.com/\x26vt\x3d2780234890123452056', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

abril 01, 2005

Manifiesto

Casi todo blog comienza con una excusa que quiere ser presentación, algo así como una petición anticipada de perdón por todas las bestialidades autorreferentes e insustanciales que seguirán. Este capricho no le hace daño a nadie, piensa el blogger antes de lanzarse a escribir. Falto de atención, quiere ser leído, quiere gritar a los cuatro vientos su declaración de principios, que con frecuencia no es más que una lista de filmes favoritos, entre los cuales figuran un par que realmente le aburrieron más de la cuenta, pero que -según él cree- lo catapultarán al rango de persona interesante. De pronto al blogger le llega un mensaje. Alguien ha sabido ver en sus escritos un atisbo de lucidez. Lo felicita. Tal vez incluso comparten el gusto por una somnífera película iraní. El blogger, que estaba a punto de abandonar su tribuna, se llena de entusiasmo para continuar con el apostolado del blog por una temporada más. De a poco se siente parte de un mundo paralelo, una especie de reality show en donde se puede interactuar con otros bloggers. Y la sensación es que este mundo paralelo se expande cada vez más, y que en algún momento lo abarcará todo, y todos estaremos en nuestras casas, escribiendo y leyéndonos mutuamente, y no habrá necesidad de juntarnos en un bar a conversar acerca de esto y aquello. Pero no, es sólo una sensación. Porque quiero oírte, verte y tocarte. Y mira cómo nos expresamos, de manera imperfecta, casi balbuceando. Y el ruido que nos interrumpe. Y el aire cargado de humo. ¡Qué maravilla!

[]
« Inicio