<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12971481\x26blogName\x3dGodoma+y+Somorra\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://godomaysomorra.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://godomaysomorra.blogspot.com/\x26vt\x3d2780234890123452056', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

noviembre 08, 2005

When the man comes around

Alguien se preguntaba en un sitio de internet si Johnny Cash era el tipo más cool que jamás había existido. Y la respuesta a eso es: "sí, como no, qué pregunta más estúpida". Con motivo de una película que está a punto de estrenarse, que cuenta la vida y obra del mencionado cantautor, acá, en los Estados Juntos de Norteamérica, su música ha renacido con nuevos bríos. En todas partes se le escucha y reverencia. Y yo, ignorante hasta hace poco, he descubierto que este señor, a quien tenía por un simple cantante country, es el rocker por antonomasia, el alfa y omega de la música y, tal como anticipé, el tipo más cool de la historia. Que lo comience a decir la Wikipedia.

Johnny Cash se mudó a Memphis cuando el fenómeno de Elvis comenzaba a nacer. Supo reconocer dónde había que estar en ese momento, y Elvis supo reconocer de inmediato a una estrella. Según consta en algún lugar del cual ya no tengo rastro, Elvis comentaba por aquel entonces que él tenía que contornearse de lo lindo con tal de arrancar gritos y suspiros, pero que este Johnny Cash no necesitaba mover un sólo dedo para lograr el mismo efecto. Para hacer la historia corta, después de grabar más de 1500 canciones, recibir galardones por doquier, dar conciertos en las cárceles (de los cuales queda el testimonio en dos fabulosos discos) y hasta filmar una película en el rol antagónico de Kirk Douglas (a quien las nuevas generaciones han de conocer por ser el suegro de Catherine Zeta-Jones), Johnny murió a los 71 años, hace poco, el 2003. Hasta sus últimos días siguió escribiendo significativa y fantásticamente: temas simples, con riffs elementales y letras desgarradoras, que lo catapultaron como un artista extrañamente entrañable y carismático. Y es una lástima que ya no esté por estos lados, aunque sólo sea porque no será él quien disfrutará de las regalías que le corresponderían, cuando ustedes corran a las tiendas a comprar su música. Porque no se pueden esperar un minuto más.

Johnny Cash, bienvenido a mi ipod.


[]
« Inicio | Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »
| Siguiente »